Bienvenid@

Me llena de alegría vuestra llegada a mi humilde morada, por favor tomar asiento y quedaros el tiempo que gustéis, aquí encontrareis cuentos y poesías leed lo que os plazca, solo os pido una cosa, que antes de marchar me dejéis un comentario, no os costara mucho y haréis feliz a un pobre Bardo.

Para hablar con mas intimidad: pastordiez@gmail.com

Seguidores

Almacen del bardo:

Translate

Siguenos por Email

21 mar. 2011
Tras varios días de espera, decidió reanudar la marcha sola. Si algún otro lo conseguía seguiría sus pasos, se dijo así misma sin mucha convicción. Atrás quedaba la ciudad de Madrid, recordó lo ruidosa y amenazadora que le pareció cuando llego hace seis meses desde el pueblo y ahora, sumida en un mar de silencio resultaba aterradora.

Maldijo su decisión de no aprender a conducir, había muchos coches vacíos, podría haber usado uno para ir más rápido, aunque los primeros días los uso para dormir, la calefacción y algún cd abandonado hacia mas llevaderas las frías noches de Madrid. Dejo de dormir en ellos cuando una noche al entrar en uno, encontró a una familia entera dentro del coche, las miradas muertas fijas al frente y el gesto de horror de los padres solo eran comparable Al miedo que ella tenia de mirar a la parte de atrás, donde seguía atada la sillita del bebe…

Un llanto la devolvió al Madrid bullicioso y familiar donde su hijo reclamaba la atención de una madre, que dejaría por unos días de leer libros de zombis antes de dormir.

12 Valientes comentaron:

Popular Posts